martes, 2 de junio de 2015

EL SILENCIO


Y tras la tormenta, llega la calma. Salimos de este horrible caos en el que vivimos en busca de un lugar donde poder encontrarnos. Donde nuestros sentimientos broten y nuestra imaginación se pierda entre lo más alto del cielo. Increíblemente, es difícil encontrarlo. Nos hemos convertido en invasores del silencio y éste empieza a ser inexistente. Y es que, el silencio es mucho más que nada. Es paz, tranquilidad, libertad, la llave que abre nuestro interior. El grito más fuerte. Son las alas con las que podemos volar sin límites ni esfuerzos. Son las respuestas certeras a todo lo que con palabras sigue sin responder. Son huracanes que se adentran en nosotros haciéndonos vivir emociones fuertes que nos debilitan. Porque pensamos demasiado y sentimos muy poco. Guardamos bajo llave aquello que nos hace sentir llenos. Pero el silencio es capaz de cesar todos los impedimentos y hacer que perdamos el miedo a perder. Por eso, es necesario saber escucharlo. Aprender a callar todas las voces que nos confunden, a oír sin tener que escuchar. Aprender a entender el valor los silencios, que poco a poco vamos perdiendo. Silencios que lo dicen todo sin tener que decir nada.


Marta Juan Santafé, 2º E.S.O-Colegio Helios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada