jueves, 3 de mayo de 2018

Engranajes y toboganes

Grabo el sonido de los coches circulando por la calle en la cual, a la derecha, hay un parque lleno de niños jugando. 
En el audio, se escucha el sonido que hacen los motores de los coches, además de las risas y los gritos de los niños que se divierten con los columpios, los toboganes y los balones. 
Con esta grabación quiero que se vea la dualidad entre lo moderno y lo tradicional, entre las máquinas y las innovaciones automovilísticas con el juego típico que todos los niños de las épocas han disfrutado en su infancia, sin necesidad de consolas o móviles. 
En ocasiones, vemos que los niños relegan de las viejas costumbres de salir a la calle a disfrutar de un buen día de sol para encerrarse en su casa y ser consumidos por pantallas donde pasan horas y horas jugando a videojuegos o viendo vídeos, sin embargo otras veces vemos como los instintos de los más pequeños sucumben a la llamada del juego callejero entre los amigos del barrio o entre los padres y madres, que intentan seguirles el ritmo empujándoles en los columpios o persiguiendo un balón de fútbol. Frente a esa cara de inocencia y risas provocadas por los objetos más ordinarios, está la otra cara llena de cachivaches, tornillos, engranajes y motores colocados minuciosamente para poder mover un automóvil.
Este audio va de lo más simple a lo más complejo. De la sencillez del juego de correteo y gritos eufóricos a la complejidad de las máquinas.



Autora: Lorena Alberca García
Centro: Isabel Perillán y Quirós
Curso: 2 Bachillerato


No hay comentarios:

Publicar un comentario